En términos jurídicos, el divorcio busca la disolución del vínculo matrimonial, o para el caso de las personas casadas bajo el rito del matrimonio católico hacer cesar los efectos civiles del matrimonio religioso. Es decir, que el estado de casado se extingue según las causales de ley o por mutuo acuerdo y da paso a un nuevo estado civil de soltero.

Respecto a los matrimonios religiosos, lo que acontece es que respecto del aspecto religioso y sacramental queda intacto ante la iglesia pero no así ante el Estado, ¿por qué cesan los efectos civiles? por el divorcio, pero con la salvedad de lo sacramental, siendo comunes para tales matrimonios las mismas causales de divorcio del matrimonio civil.

Las clases de divorcio

Ahora bien, cuando dos personas llegan al punto de no poder continuar con una vida en matrimonio, ya sea por decisión de uno o ambos cónyuges, lo más probable es que ocurra un rompimiento de la relación. Esta separación o alejamiento, desde el punto de vista legal, puede ocurrir mediante dos modalidades: el divorcio contencioso o por mutuo acuerdo.

Teniendo en cuenta las causales consagradas en la ley 25 de 1992 art 6º, número 9º; C.C. art. 154, al divorcio se puede llegar mediante dos modalidades:

  • Contencioso: mediante un proceso que se adelanta ante un juez de familia, probando una de las causales de divorcio, solicitándole al juez que decrete el mismo. Durante todo este proceso, se debe contar con la representación de un abogado experto en derecho de familia, este tipo de procedimiento legal puede comenzar a tramitarse por uno de los cónyuges sin contar con el aval o consentimiento del otro, es decir, que esta clase de separación formal ocurrirá cuando no exista un mutuo acuerdo. Su fundamento legal se encuentra en el CGP, art. 22 num. 1º, 28, num. 2º, 388, 389,598.
  • Mutuo Acuerdo: el divorcio por mutuo acuerdo puede ocurrir cuando ambas partes así lo deseen y es posible tramitarse ante un notario o un juez, siendo esta acción legal mucho más rápida que la anterior. De igual forma que el anterior requiere acompañamiento de abogado para su presentación. Los fundamentos de derechos se encuentran en la Ley 962 de 2005, art. 34; decr. 4436 de 2005; CGP, arts. 21, num. 15, 577, num. 10.

¿Cuáles son las causales para poder solicitar un divorcio contencioso?

Como ya lo hemos mencionado, cuando alguno de los cónyuges no está de acuerdo con realizar el divorcio, la otra parte podrá solicitarlo –representado por un abogado titulado- ante un juez de familia. Durante este proceso, la parte demandante de la separación deberá demostrar que su pareja ha incurrido en alguna de las causales establecidas en el artículo 154 del código civil colombiano, las cuales se enumeran a continuación:

  1. Las relaciones sexuales extramatrimoniales de uno de los cónyuges.
  2. El grave e injustificado incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges de los deberes que la ley les impone como tales y como padres.
  3. Los ultrajes, el trato cruel y los maltratamientos de obra.
  4. La embriaguez habitual de uno de los cónyuges.
  5. El uso habitual de sustancias alucinógenas o estupefacientes, salvo prescripción médica.
  6. Toda enfermedad o anormalidad grave e incurable, física o psíquica, de uno de los cónyuges, que ponga en peligro la salud mental o física del otro cónyuge e imposibilite la comunidad matrimonial.
  7. Toda conducta de uno de los cónyuges tendientes a corromper o pervertir al otro, a un descendiente, o a personas que estén a su cuidado y convivan bajo el mismo techo.
  8. La separación de cuerpos, judicial o de hecho, que haya perdurado por más de dos años.
  9. El consentimiento de ambos cónyuges manifestado ante juez competente y reconocido por éste mediante sentencia.

¿Cuáles son los requisitos del divorcio de mutuo acuerdo?

A diferencia del tipo de separación legal anteriormente descrita, en este caso no se debe argumentar causal o motivo alguno de divorcio ante un notario o un juez de familia. Sin embargo, para que un divorcio de mutuo acuerdo tenga pueda realizarse, es indispensable que exista un total acuerdo entre los cónyuges sobre aspectos de especial cuidado, tales como los hijos producto de la unión en matrimonio, las propiedades adquiridas, entre otros. Con respecto a los hijos, la pareja debe haber definido -previo a la solicitud del divorcio- temas como:

  • La cuota de alimentos: por alimentos se debe entender todo lo que el menor necesita para su subsistencia, por lo que los padres establecerán una suma que cubra los rubros correspondiente a gastos de matrícula de colegio, mensualidades del colegio, salud, recreación, vestimenta, etc.
  • La custodia del o los menores: se refiere a que se debe establecer cuál de los padres tendrá la tenencia y el cuidado personal del menor.
  • El régimen de visitas: se le regula al padre que no posee la custodia.

Así mismo, en el caso de existir propiedades adquiridas durante el matrimonio, ambos deben acordar cómo se hará la repartición es decir a quien se la adjudica cada uno de los bienes, al igual que la se adjudican los pasivos tales como créditos hipotecarios, créditos de vehículo, etc.

CategoryDivorcio

© 2016 Brunal abogados

logo-footer